Las investigaciones se diseñan.

En los proyectos no se suele compartir las fases iniciales y exploratorias de esto por que se suele encontrar en un espacio aspiracional y poco definido, pero el proceso de desarrollo del producto necesita de técnicas de investigación en el proceso de diseño.

Diseñar un producto es detectar una necesidad y enamorarse del problema.

Hay una cosa en la que casi todos somos expertos. Construir producto que nadie quiere. O en terminos más de la industria, solemos ser buenos identificando necesidades y detectando oportunidades, pero no somos tan buenos capturando ese valor y no conseguimos transferir a mercado nuestra innovación. Y te tiras 6 meses programando para montar una cosa que ni tu utilizas. EPIC FAIL!

Como practitioner de la industria suele ser más o menos frecuente encontrarnos con proyectos en los que los promotores del proyecto tienen “la visión” del producto y eso les lleva a creer que no necesitan llevar a cabo la fase de investigación para acotar y definir el problema, a los usuarios y diseñar la solución.

La cura para esta enfermedad  son “las tecnicas de diseño centrado en el usuario”.

Lo que no suele ser tan frecuente y tambien es un pequeño problemilla en los proyectos, es que la finalidad de todos estos procesos de investigación de todas las disciplinas (Producto, Negocio, Marketing…) estén planeados hacia un único fin. Dando la sensación que las técnicas por las técnicas mismas son lo importante del proceso, cuando la técnica es un elemento puramente táctico, mientras que el diseño del producto, y ahí se incluye la investigación, es la estrategia.

Esto se suele enunciar como “Hacemos test A/B” y ahi el dialogo se acaba …

El proceso de desarrollo debe cubrir un amplio espectro, desde la idea al producto, o desde el concepto a la solución. Para lo cual, en la mayoría de proyectos nos vamos a encontrar con dos estados.

  1. Descubrimiento, este estado es inicial, tengo una idea, un proyecto, pero no se como enfocarlo, necesito una aproximación a la realidad, necesito conocimiento. Este tipo de investigación se conoce como investigación primaria y suele ser de tipo flexible.
  2. Confirmación, en este estado ya tenemos una opinión, pero no tenemos la certeza de que sea plenamente operativa. Deseamos contrastar nuestro enfoque con la realidad. A este tipo de investigación se la conoce como investigación secundaria o de contraste. (No confundir con investigación sobre fuentes secundarias).

Si desde el inicio del proceso tenemos en cuenta estos dos estados, los datos pueden ser acumulativos y pueden servir de brújula para la toma de decisiones de diseño.

 

♦ Referencias:

 

Integración de la investigación en el desarrollo del producto

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *